Hoy queremos dar unos consejos a nuestros lectores. Porque no sólo de desatascos vive el hombre. Solemos creer que si deseamos algo mucho lo lograremos. Y que cuanto más tiempo y con más fuerza  lo anhelemos más posibilidades tendremos. Pero ¿Qué pasa si no lo logramos? Nos creará un estado de ansiedad por el deseo excesivo.

En el ámbito laboral esta creencia se asocia con el trabajo duro, la constancia, la lucha, etc. Sin embargo, la experiencia nos dice que esta práctica no siempre conlleva el éxito. Debemos cuidar la ansiedad que nos puede generar no alcanzar nuestras metas laborales.

La ansiedad por el deseo excesivo puede ser un freno, se nos puede escapar de las manos.

Os damos unos pequeños consejos que os puede ayudar a evitar la ansiedad y alcanzar vuestras metas profesionales:

No luchar. Esto no quiere decir que no debamos esforzarnos por conseguir nuestros objetivos. Pero debemos hacerlo sin lucha, ésta produce bloqueo.  Elige tu meta, visualízala y permite que suceda.

Identifica tu objetivo. Si es necesario anótalo. Suelta el deseo de conseguirlo. No renuncies a tu intención de alcanzarlo, pero sí a la preocupación por el resultado.

Renunciar a tu apego. Hay muchas tradiciones espirituales que dan importancia a este precepto. Para obtener cualquier cosa  debemos renunciar a nuestro apego a ella. De esta forma lograremos evitar la ansiedad por el deseo excesivo de alcanzar nuestras metas profesionales.

En resumen. Ponernos nuevas metas y objetivos para mejorar en el trabajo es positivo. Pero que el camino para alcanzar nos genere ansiedad y bloqueo puede ser muy nocivo.

Por ello recuerda vivir el camino a tu meta con libertad, sin apego, y sin centrar tus energías y esfuerzos en el resultado final.

Con estas pequeñas pautas conseguirás evitar la ansiedad por el deseo excesivo.

Si queréis profundizar más, podéis ver este enlace sobre la ansiedad .

 

 

Call Now Button